26 de mayo, 2020

El intendente de Tigre, Julio Zamora, adelantó que el municipio puso en manos de la justicia “todos los elementos probatorios del rompimiento de la cuarentena”, al referirse a la protesta que realizaron ayer vecinos de barrios privados del distrito, que se movilizaron en autos para rechazar la extensión del aislamiento por el coronavirus.
“Los vecinos tenían muchas formas de expresarse y creo que, al hacerlo de esta manera, han puesto en riesgo el esfuerzo de la comunidad de Tigre para lograr que tengamos un número de infectados bajo”, argumentó Zamora en declaraciones radiales.
En ese marco, el jefe comunal precisó que «tenemos cámaras que identifican a las personas que hicieron la manifestación» y puntualizó que “hemos puesto a disposición de la justicia todos los elementos. Ahora el fiscal actuante tiene que evaluar si, en el marco de la movilización de ayer, hubo un incumplimiento del aislamiento preventivo, social y obligatorio”.
La convocatoria, bajo la consigna “una revolución pacífica en auto por nuestros derechos”, se realizó en vehículos particulares desde el Barrio Santa Teresa hasta la Municipalidad de Tigre, pese a que había sido prohibida por la Policía bonaerense.
“Lo que menos quisiera es estigmatizar a la gente por el lugar donde vive, pero esta gente puso en riesgo el esfuerzo de toda la comunidad de Tigre, por eso apelo a la racionalidad”, remarcó Zamora.


Compartir