14 de noviembre, 2022

El gobierno bonaerense dispuso que será requisito para la habilitación de unidades asistenciales municipales, además de la normativa sanitaria vigente, que estas sedes «garanticen el acceso a sus servicios a todas las personas que lo requieran, independientemente de su domicilio de residencia, de manera no arancelada y en condiciones de igualdad y no discriminación».
La medida fue confirmada hoy a través de la resolución 5365/2022, emitida en el Boletín Oficial bonaerense, y en sus considerandos señala que “se advierte una falencia en la garantía de acceso a los servicios de atención medico asistencial a aquellas personas que lo requieren, en razón de su domicilio de residencia, existiendo practicas aranceladas, vulnerando las condiciones de igualdad y no discriminación”.
En este marco, la Provincia decidió dictar la normativa en cuestión para asegurar “el pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por la Constitución y por los tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos”.
Así, se deberá garantizar que, en ese establecimiento, «se brinda atención a cualquier persona que lo requiera, independientemente de su domicilio de residencia, de manera no arancelada y en condiciones de igualdad y no discriminación».
«Los establecimientos municipales, para ser habilitados por el Ministerio de Salud deberán incluir de manera visible y permanente la siguiente cartelería: ‘Este establecimiento presta sus servicios a todas las personas que lo requieran, sin importar su domicilio de residencia, de manera gratuita y en condiciones de igualdad y no discriminación'», se indica además en la medida.
Esa cartelería deberá ser exhibida en la recepción, ingreso, admisión, en la guardia, en las salas de espera y en los consultorios, y deberá contener un código QR que oportunamente informará el Ministerio de Salud que dará acceso a un portal de denuncia y escucha ciudadana.
Se aclaró en la resolución que «todas aquellas unidades asistenciales municipales que se encuentren habilitadas al momento deberán acreditar en el plazo de 30 días el cumplimiento» de la nueva disposición.
Los establecimientos que incumplan lo que señala la norma «serán sancionados con la inhabilitación del establecimiento por el período de un año» y luego deberán requerir una nueva habilitación.


Compartir