20 de septiembre, 2016

La Municipalidad de Florencio Varela fue allanada por orden del juez federal de Quilmes, Luis Armella, como parte de las acciones tras una denuncia contra el intendente Julio Pereyra, por un supuesto enriquecimiento ilícito y malversación de caudales públicos.

Efectivos de fuerzas de seguridad ingresaron a la sede comunal en busca de documentación vinculada con la denuncia realizada por la Diputada Nacional Elisa Carrió.

La referente de la Coalición Cívica hizo una presentación contra el alcalde de Florencio Varela como posible autor de delitos contra la administración pública, desvío y malversación de fondos públicos, enriquecimiento ilícito, defraudación fiscal y evasión.

Carrió incluye en su escrito declaraciones periodísticas de Pereyra, donde asegura que «cobra 50 mil pesos por mes» y que «cobra por charlas y asesoramientos en el exterior». A su vez, menciona bienes registrados a nombre del jefe comunal, como dos vehículos con valores de 630 mil pesos y 500 mil pesos, respectivamente, de acuerdo con las fuentes judiciales consultadas.


Compartir