30 de julio, 2020

El municipio de Carlos Casares, está en fase 5 y no tiene casos activos de COVID-19. Sin embargo, el intendente local Walter Torchio les habló a sus vecinos y diferenció las reuniones con amigos de las familiares. Varias regiones han presentado problemas por ese tipo de encuentros dijo.

“Es más fácil si tenes que hacer un seguimiento de una familia que se aísla en su propio domicilio y mucho más complicado si surgió en una reunión porque los disparadores son infinitos”, explicó Torchio sobre las potenciales consecuencias.

Además, el jefe comunal recordó un asado ocurrido en Pellegrini que generó contagios y hasta una denuncia del intendente de Pehuajó, Pablo Zurro.

“Hubo un encuentro en Pellegrini que generó contagios en La Pampa y repercusiones en otros distritos de la zona de la ruta 5. Les pido la mayor de las responsabilidades, tengan mucho cuidado”, insistió el mandatario municipal.

Vale recordar, que el municipio de Carlos Casares tiene 3 pacientes recuperados y 123 en seguimiento. “Vamos a tenes un mes de agosto complicado”, vaticinó Torchio y agregó: “Las reuniones de amigos tratemos de evitarlas”.


Compartir