13 de diciembre, 2017

Al menos una docena de intendentes bonaerenses, de distintas fuerzas políticas, se encuentran en problemas para el pago de sueldos y el medio aguinaldo de fin de año a sus trabajadores por «falta de fondos», por lo cual gestionan «aportes extraordinarios» ante el gobierno nacional y el provincial.
Así lo aseguraron desde la federación sindical que nuclea a los empleados municipales de la provincia de Buenos Aires, quienes recalcaron que, frente a esta situación, distintos jefes comunales están recurriendo a «vías extraordinarias» en procura de fondos para afrontar las obligaciones salariales antes de fin de año.
«Algunos intendentes están pidiendo Adelantos del Tesoro Nacional (ATN) o del provincial (ATP) como una vía extraordinaria para poder pagar sueldos y aguinaldos», aseguró a Télam el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén «Cholo» García.
Ayer los trabajadores del municipio de Moreno, gobernado por Walter Festa, realizaron una ruidosa protesta por el pago en cuotas de sus sueldos frente al edificio municipal, donde dejaron montañas de basura. Festa, anunció que el viernes pagará la totalidad de los salarios a los empleados del municipio tras pedir auxilio financiero a la gobernadora María Eugenia Vidal, cuya administración lo autorizó a operar en descubierto con el Banco Provincia.
Entre los municipios afectados por esta situación se cuentan, según el escenario trazado por la entidad sindical, además de Moreno, Berisso, Torquinst, Puán, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Adolfo Alsina, Guaminí, Necochea, General Lavalle, Baradero y General Pueyrrredón.


Compartir