23 de septiembre, 2016

La ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires, Zulma Ortiz, se reunió con los directores de los nueve hospitales provinciales neuropsiquiátricos, a quienes exhortó a sumar residentes en el interior y también a promover la creación de dispositivos como las casas de convivencia asistida, útiles para fomentar la externación de personas con padecimientos mentales.
En un encuentro en el Hospital Estéves de Temperley la ministra convocó a los directivos a realizar un diagnóstico y planificación de los recursos humanos con los que cuentan para el mes de diciembre, a fin de dar respuesta a las necesidades de profesionales en salud mental y adicciones a través del programa de residencias «Quiero ser residente«.
Allí les remarcó a los responsables de cada nosocomio la importancia de que quienes están a cargo de las instituciones de salud mental, «se empoderen con esta iniciativa de un modo estratégico, para que haya sinergia y se complementen», según indicó un comunicado oficial.
Durante la reunión, en la que también participó la subsecretaria de Determinantes Sociales de la Salud y Enfermedad Física, Mental y de las Adicciones, Patricia Segovia, se planteó la necesidad de generar fuentes de financiación para crear dispositivos como las casas de convivencia asistida, útiles para propiciar la externación de las personas con padecimientos mentales, en línea con lo que plantea la nueva Ley de Salud Mental.
En ese sentido, se habló de la posibilidad de convocar a los municipios para que hagan su aporte a la creación de estos espacios en beneficio de los más de 300 pacientes en condiciones de externarse.


Compartir