28 de septiembre, 2016

Autoridades provinciales e intendentes de la región capital verificaron los avances de los trabajos para lo que será la nueva Planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) de los residuos de esta zona, que estará bajo la órbita de la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE).

Este predio emplazado en el distrito de Ensenada reemplazará al relleno sanitario ubicado en la localidad ensenadense de Punta Lara que funciona desde 1982 y que, además del municipio local, recibe la basura de La Plata, Berisso, Magdalena y Brandsen. Dicho relleno tiene como fecha tope para su cierre el 31 de diciembre de este año, de acuerdo a lo dispuesto por el máximo tribunal de Justicia bonaerense.

“Se cumple así el compromiso asumido frente a la Suprema Corte y se avanza hacia una gestión de los residuos comprometida con los resultados, la valorización de los recursos y el cuidado del ambiente” sostuvieron en CEAMSE para añadir que la nueva planta cuenta “con tecnología de punta, moderna y probada, adquirida mediante la inversión del sector privado”. Con esto, subrayaron, “se recuperarán materiales y se crearán empleos de calidad en la zona”.

A esta presentación de la nueva Planta asistieron los intendentes Mario Secco (Ensenada), Julio Garro (La Plata), Jorge Nedela (Berisso) y Gonzalo Peluso (Magdalena), mientras que en representación de Brandsen estuvo el director de Política Ambiental municipal, Claudio Almada. Asimismo, fueron de la partida el titular del OPDS, Ricardo Pagola, el secretario General a cargo de la Defensoría del Pueblo, Marcelo Honores, el senador provincial Alfonso Coll Areco, y los diputados bonaerenses Juan Cocino y Jorge Mancini.

Al focalizar en un “cambio de paradigma” en la disposición final y tratamiento de los residuos, el titular de la CEAMSE, Gustavo Coria, remarcó que la meta es arribar a 2019 con una planta de TMB que trate el 100% de los residuos con un 65% de índice de recupero. En tanto, se marcó que se generan 250 puestos de trabajo, con una inversión privada de 300 millones de pesos.

Coria destacó que, así, la región capital, llegará a ser “la primera región verde del país”. Y detalló: “Esto es una solución para los vecinos que surgió de un proceso de diálogo en el cual los distintos actores en un proceso de diferencia lograron encontrar una diagonal de consenso que definitivamente aporta una solución para los vecinos y la va a transformar en la primera región del país que va a tener el 100% de los residuos tratados, porque comienza a considerarse un paradigma que desde el CEAMSE venimos impulsando que es considerar al residuos como una oportunidad y no como un problema, y obtener un valor de los residuos”.

Acerca de cuál será el tratamiento de recomposición a aplicar con el relleno sanitario de Punta Lara que se cierra a fin de año, Coria explicó: “Todos los complejos ambientales que maneja la CEAMSE tienen un mantenimiento post cierre que involucra 25 años de extracción de líquidos lixiviados, gases, corte de pasto y un seguimiento y monitoreo ambiental”.

En un pasaje de su exposición, el titular de la CEAMSE señaló que la intención es “incorporar más plantas” como la que se pondrá en marcha en Ensenada. Al respecto, ahondó: “Como esto surgió de un proceso de diálogo, de escuchar también a los vecinos, y definir una tecnología que es sustentable y que está probada, entendemos que es absolutamente replicable para el resto de la región metropolitana que de alguna manera está iniciando el debate que se dio en esta región capital”.

En tanto, el intendente de Berisso, Jorge Nedela, remarcó dos líneas fundamentales de esta nueva planta: “Una es el cambio de paradigma en el tratamiento de los residuos y eso es una cuestión cultural, así que eso hay que trasladarlo a la comunidad para que lo internalice e incorpore. Y por otro lado, esta visión regional que estamos sentados todos los intendentes trabajando por un tema en común”.

Por su parte, el jefe comunal de Magdalena, Gonzalo Peluso, comentó que “Entendemos que es fundamental el acompañamiento de los vecinos, porque el secreto está en la separación en origen y nosotros seguimos siendo parte del consorcio regional pero estamos trabajando con un plan de manejo propio porque obviamente son menores los volúmenes”.

Y asimismo detalló que existe un proyecto “de instalar un biodigestor para la generación de energía eléctrica” en articulación con el polo carcelario que existe en el distrito y una empresa multinacional radicada allí. “Eso nos posicionaría en la región como uno de los municipios pioneros en empezar a crear energía alternativa”, enfatizó aunque fue cauto: “Es cierto que esto puede llegar a fracasar, entonces siempre la alternativa CEAMSE la tenemos. Pero también es cierto que con un manejo inteligente de la basura y con una reducción también colaboraríamos con la planta porque la idea de clasificar en origen ayuda a reducir la cantidad de kilos de residuos que se depositan finalmente en la planta”.


Compartir