12 de noviembre, 2021

El Gobierno nacional anunció la flexibilización de medidas de control para combatir la pandemia de coronavirus, por lo que ya no será necesario sostener el control de temperatura corporal y el rociado de manos con alcohol en los accesos a edificios.
Según se informó, también deja de ser obligatorio la implementación de turnos programados, las sanitizaciones y otras medidas adicionales.
Las únicas recomendaciones que deben mantenerse, aclara el comunicado, son las de utilizar tapabocas en espacios compartidos cerrados y abiertos (solo no es obligatorio su uso cuando se circula al aire libre a más de dos metros de distancia de otras personas), mantener la distancia mínima de dos metros entre personas, asegurar una adecuada ventilación cruzada y continua en los ambientes, así como mantener el lavado frecuente de manos.
De acuerdo a lo detallado, la decisión fue tomada en función del porcentaje de población que completó su esquema de vacunación. Según las cifras oficiales, el 58,9% de la población total ya recibió las dos dosis. Además, la medida contempla la disminución de las hospitalizaciones y las muertes por más de 23 semanas.


Compartir