26 de septiembre, 2016

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, supervisó el avance de la obra del bajo vías de Bernal. “Trabajamos día a día para que en enero podamos abrir este paso tan importante para la ciudad y tan esperado por los vecinos de la zona”, aseguró el mandatario local.

Junto con funcionarios municipales, representantes de la empresa Fontana Nicastro y los equipos técnicos recorrieron los trabajos, evaluaron el estado de situación de la obra y dialogaron sobre cómo continuará. “Hay un equipo fuertemente comprometido con esta tarea”, aseguró el intendente quilmeño.

A su vez, Molina agradeció al presidente Mauricio Macri, a la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Transporte Guillermo Dietrich: “Su apoyo es fundamental para que podamos avanzar con el objetivo que nos planteamos: resolver los problemas de la gente”, aseguró.

El representante técnico de la obra por parte de la empresa Fontana Nicastro, Fernando Gutiérrez señaló: “Estamos cumpliendo un plan de trabajo para terminar las tareas y habilitar la obra en enero. El estado de situación es óptimo porque se ha sacado el 50% de las interferencias que molestaban y que tuvieron tanto tiempo parada la obra. Queda un resto de interferencias, que tienen que ser resueltas en los próximos 30 y 60 días. De esta manera, quedará totalmente liberada la traza para poder concluir la obra”.

Finalmente, el subsecretario de Alumbrado Público de Quilmes, Sergio Chomyszyn brindó detalles técnicos del trabajo realizado y por realizar: “Afortunadamente, el problema eléctrico que había en el lugar fue solucionado. Edesur ejecutó los trabajos correspondientes, lo supervisamos desde el Municipio y constatamos que la tarea está bien hecha. Ahora estamos trabajando junto con la empresa Fontana Nicastro en la iluminación del bajo nivel”.


Compartir