11 de noviembre, 2021

El intendente de Lincoln, Salvador Serenal, podría llegar a enfrentar un juicio oral por calumnias, daños y perjuicios.  

Cabe recordar que Serenal denunció al ex mandatario municipal, Jorge Fernández, por enriquecimiento ilícito y, entre los hechos imputados, acusó a Micaela Fernández como “testaferro de su padre”. 

El abogado de Micaela Fernández, Humberto Pastor, dijo que “Serenal deberá enfrentar un juicio oral como cualquier ciudadano”. Según fuentes judiciales, el intendente interpuso recurso de casación y, por vía de queja, llegó al Máximo Tribunal Penal Provincial

El Tribunal de Casación confirmó la decisión de la Cámara que había revocado lo resuelto por el titular del Juzgado Correccional Nº 1 y el fallo quedó firme. En consecuencia, regresada la causa a primera instancia, el Dr. Héctor Alberto Barbera se excusó de continuar interviniendo por haber emitido opinión y remitió la causa a la Secretaría de Gestión de Audiencias del Fuero Penal para que se sortee el nuevo juez que tendrá a su cargo la tramitación del juicio respectivo.

Dado que, originariamente, también había sido apartado el Dr. Coppola, la causa irá al Juzgado Correccional Nº 2 y, en razón de estar vacante, habrá que aguardar el sorteo respectivo de quién deberá proveer las pruebas y fijar fecha de debate oral.  

Según el dirigente de Juntos, la hija del exintendente incurrió en un delito luego de que se escriture a su nombre la propiedad de avenida Alem Nº 640 de Lincoln. Incluso, según Serenal, la misma había sido adquirida mediante el desvío de fondos municipales durante sus gestiones al frente del Municipio de Lincoln, desde el 2003 al 2015. 

Sin embargo, se trata del inmueble donde vivió siempre la familia que fue adquirido por Jorge Abel Fernández Sonia Palumbo al señor Jorge Klimberg el 4 de enero de 1993. Tras el divorcio de la pareja en el año 2006, el bien se asignó a la esposa.

Tras la muerte de su hijo Juan Cruz Fernández en el 2007, la propiedad quedó a nombre de Micaela en 2011, con reserva de usufructo vitalicio a su favor. 

Posteriormente, Micaela Fernández inició una querella contra Serenal por calumnias y, conjuntamente, una acción de daños y perjuicios. Según fuentes periodísticas de la Cuarta sección, el alcalde de Juntos opuso reparos formales y trató de acusar al Municipio, por lo que podría ir a juicio oral. 


Compartir