28 de septiembre, 2016

El ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires, conducido por Hernán Lacunza, informó que gracias a la aprobación de la Cámara de Diputados bonaerense, se transformó en ley el proyecto de adhesión al sinceramiento de capitales impulsado por el gobierno nacional.

La Ley, cuyo proyecto fue presentado e impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal, está orientada a facilitar la regularización de deudas tributarias provinciales. “La idea es acompañar la iniciativa nacional. Ningún bonaerense pagará ningún impuesto provincial retroactivo si decide adherirse. Quien realice un sinceramiento tributará por el bien exteriorizado a partir de haberlo declarado”, afirmó Lacunza.

La Ley Nacional 27.260 estableció un régimen de declaración voluntaria de tenencia de moneda nacional, extranjera y otros bienes ubicados tanto en el país como en el exterior. Quienes se adhieran a este régimen quedan liberados del pago de los tributos que hubieran dejado de abonar; de los intereses, recargos o multas generados; y de toda acción penal que pudiera corresponder, de acuerdo al bien sincerado. El artículo 49 de esta ley nacional invita a las provincias a adherirse a este régimen. Al adherirse la provincia, si un bonaerense desea sincerar una propiedad, capital o bien en este territorio o en el exterior, no se le cobrará ningún tipo de penalidad por fuera de las medidas que ya rigen el sinceramiento nacional.

Por su parte, el director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, (ARBA) Gastón Fossati destacó “la decisión de la Legislatura bonaerense de aprobar la adhesión al régimen de sinceramiento nacional impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal”, y subrayó que esa norma “favorecerá la normalización tributaria y permitirá restablecer el vínculo entre el fisco y los contribuyentes”.

El titular de ARBA elogió “la determinación de los legisladores para sancionar el proyecto, ya que interpretaron que contribuirá a dinamizar la inversión en este nuevo contexto que vive el país y será fundamental para avanzar y crecer”.

Además Fossati sostuvo que “a partir de esta norma, quienes se sumen al sinceramiento fiscal y manifiesten tenencias tanto en el país como en el exterior no deberán pagar ningún impuesto retroactivo en territorio bonaerense, y los bienes que exterioricen sólo comenzarán a tributar una vez que sean declarados”.

“Los responsables de tributos que declaren tenencias de bienes, tanto en el país como en el exterior, queden liberados del pago de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Transmisión Gratuita de Bienes, Sellos y Tasas Retributivas de Servicios en jurisdicción bonaerense”, explicó Fossati y puntualizó que “los fondos depositados en las cuentas bancarias especiales abiertas en el marco de la ley nacional no serán pasibles de retenciones bancarias en la Provincia”.

De esta forma, quienes se sumen al sinceramiento no deberán pagar ningún impuesto retroactivo y los bienes que exterioricen sólo comenzarán a tributar una vez que sean declarados.

Por último, Fossati remarcó su convicción de que “las empresas y vecinos aprovecharán esta oportunidad para ordenar su situación tributaria y se comprometerán, de aquí en más, a cumplir en forma voluntaria con sus impuestos. Hoy existen condiciones previsibles y transparentes para que la incorporación de estos recursos que estaban fuera del sistema impulsen la economía y contribuyan a mejorar la vida de todos los argentinos”.


Compartir