10 de enero, 2022

La tercera ola de Covid parece estar en su pico máximo y el tema de la vacunación obligatoria empieza a hablarse entre las principales autoridades tanto nacionales como provinciales. De todos modos, no es tan sencillo.

Al respecto, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, consideró que para que la vacunación contra el coronavirus sea obligatoria debe haber una «discusión social» previa que se dé «en el seno del Congreso», ya que desde el aspecto sanitario no habría «ninguna discusión de que hay que hacerlo».

Además, en sendas entrevistas brindadas a Infobae y Tiempo Argentino, el sanitarista se refirió a la posibilidad de aplicar el pase sanitario en las escuelas, negó que vaya a haber más restricciones y analizó el impacto de Ómicron en base a la gran «cantidad de aislados que se generan por contactos estrechos sin síntomas».

«Es una discusión que está en el mundo y depende mucho del acompañamiento de la sociedad. Si uno pone pase sanitario, está haciendo obligatoria la vacuna porque la educación es obligatoria», afirmó el funcionario de Axel Kicillof acerca de la posibilidad de solicitar el pase sanitario en las escuelas.

De esa manera, tal como informó Télam, sostuvo que se trata de una «discusión social» que debe darse «en el seno del Congreso Nacional» mientras señaló que «desde el punto de vista sanitario, no hay ninguna discusión de que hay que hacerlo».

Sin embargo, el titular de la cartera de Salud señaló que si existen sectores «que creen que esto atenta contra la libertad individual» se vuelve necesario «discutirlo de cara al pueblo» ya que cuando se trata de «obligar o no obligar ya son discusiones que superan a las autoridades sanitarias».

«Serían las discusiones del contexto que faltan para ver qué pasa con el inicio escolar», agregó Kreplak a la vez que garantizó que «las clases van a estar».

Por otro lado, aseguró que con la implementación del pase sanitario «el aumento de las primeras y segundas dosis es rotundo» y precisó que se está vacunando a «niveles récords» en la provincia aplicando «entre 170 mil y 180 mil» dosis por día.

El ministro afirmó que debido «a la vacunación» la pandemia «tiene riesgos y comportamientos distintos» a los mostrados con anterioridad y descartó restricciones ya que siempre «tuvieron como objetivo evitar un aumento fuerte de internaciones y fallecimientos» que no se están dando en este nuevo escenario.

En esa misma línea, sostuvo que la preocupación hoy en día no es «tanto en términos del riesgo del sistema» en referencia a un posible colapso en el sistema de salud, sino porque «hay mucho contagio» que a la vez causa «poco daño» y genera «otras consecuencias».


Compartir