26 de mayo, 2020

El gobernador Axel Kicillof aseguró que el aislamiento «no será exclusivo de los barrios populares» como Villa Azul, donde se decidió establecer «una cuarentena muy estricta» tras detectarse casi un centenar de casos de coronavirus.
«Cuando aparezca un brote, ya sea en un barrio cerrado o en un edificio, se hará una cuarentena comunitaria», detalló el gobernador en declaraciones radiales.
Según determinó el gobierno bonaerense, los 5.000 habitantes de Villa Azul, barrio ubicado entre Quilmes y Avellaneda, entraron en un estricto aislamiento por 15 días tras haberse detectado 85 casos positivos de coronavirus. En ese marco, Kicillof señaló que el mismo «no es un operativo de seguridad sino de salud y de desarrollo social», el cual incluyó la entrega de alimentos y artículos de limpieza para abastecer a la población de dicho barrio.
Asimismo, el mandatario informó que aún se aguardan los resultados de otros vecinos del lugar a quienes se les realizaron análisis y explicó que se dispuso «un fuerte aislamiento y test para encontrar a quienes están con la enfermedad».
«No sé con qué lógica se puede pensar en una flexibilización en momentos en los que se están quintuplicando los contagios», agregó Kicillof y reiteró que «la cuarentena es la única vacuna que hay».


Compartir