28 de febrero, 2020

En el municipio bonaerense de Las Flores crece la preocupación por el nivel de arsénico detectado en el agua potable, y a raíz de ello en las últimas horas se llevó a cabo una banca abierta en el Honorable Concejo Deliberante, que contó con la presencia entre los vecinos del intendente municipal Alberto Gelené, quien se presentó como un damnificado más.
El jefe comunal llegó al salón de audiencia a escuchar las exposiciones de los vecinos y de los concejales. Allí el alcalde del Frente de Todos brindó todo su apoyo y conocimiento a los referentes de esta lucha y aseguró que los acompañará en sus gestiones para lograr que la ciudad cuente con agua potable de calidad.
Respecto del arsénico, presente en el agua, la OMS cosidera que es una sustancia «altamente cancerígena para los seres humanos». Tanto esta entidad como el Código Alimentario Nacional, establecen que el máximo permitido es 0,01 miligramos por litro. Sin embargo, en la ciudad, los últimos estudios que han realizado varios vecinos es de 0,08 mg/l.


Compartir