18 de mayo, 2020

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García dejó en claro que la prioridad del gobernador Axel Kicillof es cuidar a los habitantes de la provincia de Buenos Aires ante el coronavirus y por eso decidió extremar las medidas e impedir el transporte interurbano.
En este sentido, la funcionaria bonaerense explicó que “en la provincia tenemos dos realidades muy diferentes, la del interior y la del conurbano. En esta semana, con la apertura que hizo la Ciudad, se incrementó en 500 mil personas los traslados desde el conurbano. Eso es un enorme riesgo”.
Además,  la funcionaria provincial indicó que “la manifestación de los intendentes zona Sur es solamente insistir con el criterio que estableció el gobernador el primer día, de limitar las salidas”. “En la provincia, la mirada está puesta en la reapertura de fábricas, del primer, segundo y tercer control, con protocolos muy estrictos”, subrayó.


Compartir