11 de enero, 2022

El Gobierno Nacional anunció este martes que se levanta el aislamiento obligatorio para los contactos estrechos de coronavirus. La medida, que fue consensuada entre los ministros de Salud de todo el país, se toma en pleno aumento exponencial de casos por la variante Ómicron, con cifras de contagios superiores a los 110 mil.

Ahora, las personas que sean contacto estrecho de un positivo, estén asintomáticas y tengan dos dosis de la vacuna y el refuerzo, no deberán aislarse. Pero hay letra chica.

Variante Delta y Ómicron: cuáles son los síntomas a los que hay que estar atento

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó que «las personas que tienen dos dosis y un refuerzo no hace falta que cumplan con el aislamiento si son contacto estrecho de un positivo confirmado».

Hace pocas semanas ya se había anunciado un cambio radical en los criterios de aislamiento para vacunados completos, vacunados incompletos y no vacunados, así como contactos estrechos.

Ayer martes, el Consejo Federal de Salud (Cofesa), que integran los 23 ministros de Salud de todo el país, resolvió eliminar el aislamiento a las personas que sean contacto estrecho de casos confirmados de coronavirus, siempre y cuando sean asintomáticos y tengan esquema de vacunación completo.

Es decir, quienes cuenten con el esquema completo de vacunación (dos dosis y el refuerzo) no estarán obligados a quedarse en sus casas.

La ministra Vizzotti reconoció que la decisión de eliminar el aislamiento obligatorio para contactos estrecho se debe a que «hay un impacto importantísimo en el sistema de salud y en servicios esenciales».

A esto se suma las fuertes consecuencias económicas de la tercera ola de Ómicron y el costo laboral de las altas cifras de ausentismo, que preocupa a los empresarios. En los últimos días, por ejemplo, Aerolíneas Argentinas comenzó a cancelar vuelos por la cantidad de personal contagiado.


Compartir

Etiquetas: