22 de enero, 2019

El intendente de Castelli Francisco Echarren, informó que dos familiares de Thais Pérez, la joven que falleció por hantavirus en La Plata, están bajo exámenes médicos por un posible contagio de hantavirus, y ya fueron derivados.
Según manifestó el jefe comunal, se trata de su esposo, Pablo, y de un hijo menor. Ambos fueron trasladados “a terapias intensivas en La Plata y Buenos Aires por presentar síntomas compatibles con hantavirus”.
“Tenemos confirmado que la familia estuvo expuesta al mismo foco infeccioso detectado en el galpón de un campo por lo que podrían estar infectados”, manifestó el jefe comunal.
Thais Pérez, de 33 años, falleció el sábado en el sanatorio Ipensa de la capital provincial. La mujer era hija del titular de la bancada oficialista en el Concejo Deliberante. El intendente dispuso tres días de duelo y suspendió la tradicional peatonal.
Echarren manifestó su deseo de que los análisis “den negativo” y se termine esta situación en Castelli y en la familia. “Estemos juntos, trabajando, haciendo todo lo que haya que hacer y rezando para que no tengamos ni un caso más”, señaló.
Asimismo, Echarren procuró llevar tranquilidad a la comunidad y diferenció el caso de lo ocurrido en Epuyén. Sostuvo que este contagio “no es de persona a persona” sino del roedor a persona, según manifiestan los especialistas médicos.
El intendente recomendó acudir al médico ante cualquier inquietud y a Defensa Civil para la limpieza de terrenos. Hasta el momento, la Provincia reconoció cinco casos de hantavirus.


Compartir