18 de marzo, 2022

El ministro de Transporte de la provincia, Jorge D’Onofrio, aseguró que el Gobierno bonaerense busca generar «cambios de conducta al volante» para evitar siniestros, al encabezar el Primer Congreso Provincial de Educación y Seguridad Vial en La Plata.
“Cuando alguien muere en un siniestro vial se destruye una familia. Debemos evitarlos. Quiero dejar en claro la postura de este gobierno: no pretende recaudar con multas, sino generar cambios de conducta, paradigmas que permitan cambios culturales en la provincia”, sostuvo el ministro.
En ese marco, D’Onofrio detalló que el Poder Ejecutivo ya envió a la Legislatura el proyecto de Alcohol Cero al volante y trabaja junto a la Dirección General de Cultura y Educación en la redacción de una iniciativa para dar educación vial desde la primera sala de jardín de infantes hasta el último año del colegio secundario.
Según estadísticas oficiales, durante 2021 se registraron 757 siniestros viales en la provincia, consecuencia de los cuales fallecieron 844 personas, por lo cual el funcionario planteó que “hay una horrible estadística en la provincia que indica que hay 4 muertos por día por accidentes de tránsito” y reflexionó que “si la ONU declara como pandemia a los índices accidentológicos, nosotros no nos podemos quedar de brazos cruzados”.
“Algo tenemos que hacer, más allá de avanzar en un plexo legislativo y endurecer controles o multas: debemos generar un cambio cultural en la sociedad bonaerense y argentina”, remarcó D’Onofrio.
Asimismo, detalló que junto al ministro de Educación provincial, Alberto Sileoni, trabajan en la modificación de la curricula para capacitar en educación vial “desde la sala de 3 hasta el último año de secundaria”, dado que “se deben cambiar estas culturas”.


Compartir