14 de diciembre, 2017

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó un informe especial que llamó “La masacre de Magdalena: 12 años después, el fuego sigue ardiendo”, que registra la grave situación en la que se encuentra la Unidad Penitenciaria (UP) 28 de Magdalena y denuncia que “es la más sobrepoblada” de la provincia de Buenos Aires.
«Hoy, la cárcel de Magdalena es la más sobrepoblada del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), hay 1.199 personas detenidas en un lugar con capacidad para 358. La sobrepoblación es del 234 %», remarcó Roberto Cipriano Garcia, secretario del organismo.
El informe también recupera parte del informe que la CPM elaboró a partir del testimonio de los sobrevivientes a los pocos días de la masacre.
Desde el primer momento, el organismo había denunciado que fue una masacre, que las autoridades políticas habían desestimado las innumerables advertencias sobre la grave crisis en el sistema de encierro, que los agentes del SPB cerraron con candado la reja y no hicieron nada para socorrer a las 33 personas que quedaron encerradas en el pabellón 16 una vez que se desató el incendio.
«Recién 12 años después se abrió el proceso judicial, pero finalmente la justicia que tanto se demora es un acto de injusticia», dijo el co-presidente de la CPM, Adolfo Pérez Esquivel, durante la conferencia de prensa. Y agregó: «Nadie les devolverá la vida a ellos y sus familias, pero las víctimas no se mueren, permanecen para reclamar verdad y justicia».
Junto a Pérez Esquivel, participaron de la mesa de presentación el co-presidente, Víctor Mendibil, el vicepresidente, Mauricio Tenembaum, el secretario Roberto Cipriano García, la integrante del organismo Susana Méndez y la directora general de la CPM, Sandra Raggio.
Además, la conferencia fue acompañada por Carolina Delgado, familiar de los hermanos Granados Baldovino, dos de las víctimas de la masacre, y a quien el CPM patrocina como particular damnificado en el juicio. También estuvieron referentes de la red de familiares víctimas de violencia institucional de la CPM, y militantes sociales y sindicales.
En estos días, el juicio por la masacre de Magdalena está llegando a su etapa final; luego de cuatro meses de audiencia y más de 500 testigos, las querellas pronunciaron su alegato y el próximo sábado alegan las defensas de los 17 funcionarios y agentes del SPB imputados por la muerte de las 33 víctimas de la masacre. «Este juicio sirvió, y esperemos que la justicia condene a los responsables para demostrar que fue, como dijimos desde el principio, una masacre», expresó García.


Compartir