4 de agosto, 2022

El intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, y el ministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, protagonizaron un cruce en Twitter por el estado del Hospital Interzonal Dr. José Penna de Bahía Blanca.
En primer término, Gay compartió en su cuenta un comunicado de la mesa local de Juntos en la que manifestaban “profunda preocupación por la situación que está atravesando el Hospital”, ya que “desde hace tiempo se vienen observando distintas situaciones como falta de médicos de guardia, intensivistas, otorrinonaringólogos, psiquiatras infantiles, médicos especializados en neurología pediátrica y enfermería, entre otras especialidades”.
Asimismo, el comunicado agrega que “actualmente el hospital cuenta con 8 quirófanos: uno para fertilización asistida, otro para sala de cesáreas y de los 6 restantes, solo 3 están en funcionamiento por la falta de equipamiento e insumos. Como consecuencia de esta desidia hay más de 1.200 personas en lista de espera en diferentes cirugías”.
Sin embargo, más tarde el ministro Kreplak respondió que “es inobjetable que la salud es una prioridad en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, adherir a un comunicado partidario para hacer política con la salud es reprochable, además de injusto y desagradecido con los y las trabajadores del sistema sanitario. Aprovecho y cuento”.
“El Hospital Penna, pasó de 200 camas totales en 2019 a tener hoy 237, incluyendo un incremento del 58% las camas de cuidados críticos: pasando de 12 operativas en 2019 a 19 en el pico de la pandemia. Todo esto en menos de 3 años”, detalló el ministro, a la vez que agregó que “en 2019 este Hospital tenía 2 quirófanos operativos y una sala de partos inadecuada. Hoy tenemos 4 quirófanos activos y se está utilizando la nueva sala de partos que nos permitió aumentar durante el mes de julio un 60% las cirugías con respecto a los primeros meses del año”.
“Si hacemos una mínima memoria, el Hospital estaba olvidado y abandonado, con obras estructurales paradas y sin pagar. La construcción del sistema de salud es un proceso complejo que precisa de colaboración y políticas de estado. El camino no es mentir y tergiversar la realidad”, concluyó Kreplak.


Compartir