14 de diciembre, 2017

El intendente de General Pueyrredón Carlos Arroyo, se refirió al conflicto con los recolectores de residuos que estuvieron de paro por la falta de vigilancia en el predio de disposición final de la basura y cargó contra la anterior gestión de Gustavo Pulti. “No sólo me dejaron una municipalidad quebrada sino también una bomba de tiempo haciendo tic- tac”, aseguró el jefe comunal.
“Cada paso que doy descubro nuevas cosas, por ejemplo, en este caso la cantidad de empleados municipales que estaban trabajando ahí. Ya he ordenado la redistribución de ese personal”, expresó Arroyo a la prensa local.
Sobre la ausencia de la Policía el mandatario de General Pueyrredón sostuvo que “En ningún momento tuve la contribución de la fuerza púbica como dice la ley orgánica municipal. Hay mucho para hablar y las cosas que están mal las debemos solucionar. Tenía dos compromisos importantes ayer a los que no pude viajar para solucionar este tema”.
Tras largas horas de resolución, el intendente precisó que “en el predio habrá custodia pero a cargo de las empresas”. “Lo estamos negociando aún, pero el tema se va arreglar. El sistema que dejó la administración anterior hace agua por todos lados”.


Compartir