14 de julio, 2017

El intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo creará una “dependencia especial” que tendrá la función de controlar “sorpresivamente” el cumplimiento de los horarios laborales de los empleados municipales y aplicará “sanciones a los infractores”.
El jefe comunal marplatense firmó un memorándum a través del cual anuncia la creación de un organismo que estará bajo la órbita de la Secretaría Privada y de la Secretaría de Gobierno.
En el escrito, el jefe comunal justifica la medida “advirtiendo” que “personal del ente a su cargo en algunos casos no cumple con los horarios oficialmente establecidos (porque van a retirar sus hijos a la escuela, a almorzar u otras actividades desconocidas)”.
Por estas situaciones, Arroyo propone la creación de una “dependencia especial” que “tendrá como misión comprobar sorpresivamente la presencia del personal en los lugares y horarios en los que se supone debe estar”.
“Cabe advertir que la constatación de ausencias injustificadas será considerada falta grave e implicará la inmediata aplicación de sanciones a los infractores”, agrega el memorándum.


Compartir