22 de octubre, 2020

El intendente de Campana, Sebastian Abella, recibió a dueños e inquilinos de salones de fiestas infantiles que, desde fines de marzo, se vieron imposibilitados de trabajar por la pandemia.
Durante el encuentro, Abella escuchó cada una de las problemáticas y se mostró sumamente predispuesto a trabajar en conjunto en pos de encontrar distintas soluciones para ayudar a paliar la situación de este sector, otro de los cuales aún no tiene los permisos de la Provincia de Buenos Aires para retomar las actividades.
“Desde que se comenzó a flexibilizar la cuarentena, desde el Municipio estamos ayudando a cada una de las actividades para que puedan volver a trabajar, siempre respetando todos los protocolos y medidas de bioseguridad para cuidar a los clientes, pero tal como suelo explicar, la decisión de habilitar nuevas actividades no es local sino que compete al gobierno provincial”, explicó el Intendente.
Según se informó, en la reunión Abella propuso trabajar en una ordenanza que incluya a todos los salones de la ciudad a fin de que puedan ser eximidos del pago de distintas tasas municipales.


Compartir