17 de abril, 2023

En Chacabuco se llevó a cabo la Fiesta Nacional del Maíz. En ese marco, el intendente Víctor Aiola explicó: «Uno dice fiesta, en este contexto climático difícil, dada la situación que vive el campo nos llevó a preguntarnos a nosotros si hacerla o no, y en realidad decidimos que sí por una cuestión de visibilizar el esfuerzo de los productores de la ciudad y de resto del país».

Además, el jefe comunal dijo que «Esta industria a cielo abierto tiene muchos factores que son no modificables, como el clima y otros que tiene políticas públicas del Estado nacional, donde se ve al campo como un adversario y no se le da una mano al que produce».

Aiola remarcó que «El productor arriesga, invierte y tiene que luchar contra muchos factores y queríamos hacer visible el esfuerzo de ellos. Nosotros estamos en la zona núcleo, y gran parte de la economía local está relacionada con el campo, auqnue la metalmecánica también es una industria importante».

Sobre la actualidad política, el intendente dijo: «Gobernar siempre es como una piedra en el zapato y es una incomodidad permanente porque uno vive lo que vive el vecino y estas situaciones son complejas».

El mandatario de Chacabuco se refirió a su vínculo con la administración de Axel Kicillof: «Los primeros dos años fueron de pandemia, donde teníamos relación principalmente con salud. Pero soy crítico del gobierno provincial y nacional, porque no se han cumplido las cosas que prometieron, y en realidad los argentinos estamos esperando que las cosas empiencen a funcinar».

En ese sentido, deslizó «Gobernar en un contexto populista es complejo y difícil. El populismo termina afectando la vida del trabajador, porque la inseguridad crece, no le alcanza el sueldo y hoy corremos el riesgo de un cambio a la ultraderecha. La gente está mal, tiene poca tolerancia».


Compartir