3 de agosto, 2022

El gobernador Axel Kicillof, encabezó el acto de inauguración de las obras de ampliación y modernización del Hospital Resano de la localidad de Tres Algarrobos, en Carlos Tejedor, junto a la intendenta local, María Celia Gianini; la subsecretaria de Atención y Cuidados Integrales en Salud, Alexia Navarro; el director de la institución, Walter Orellana; y el delegado distrital Gastón Rossi.

Además, puso en funcionamiento el nuevo edificio del Centro Integral Municipal y las oficinas del primer Centro de Atención Previsional del partido.

“Con la ampliación de este hospital, estamos garantizando atención sanitaria de primer nivel a todos los vecinos y vecinas de la localidad”, aseguró Kicillof y destacó que “en Carlos Tejedor, el Estado es el único prestador de salud y el que garantiza que allí donde existe una necesidad, haya también un derecho de los y las bonaerenses”.

“Falta mucho por hacer, pero junto con los intendentes y la comunidad estamos realizando las obras que le cambian la vida a nuestro pueblo”, remarcó el mandatario bonaerense.

Las obras en el centro de salud contemplaron la ampliación del Shock Room, la construcción de un nuevo quirófano y una sala de partos. A partir de una inversión de 35 millones de pesos que contó con aportes de la Provincia, se sumaron también la instalación de gases medicinales y una sala de máquinas.

En tanto, Gianini remarcó: “Este hospital siempre ha sido una prioridad para nuestra gestión. Hoy podemos inaugurar su ampliación, gracias al acompañamiento de una Provincia que atiende cada uno de nuestros proyectos”.

“Estamos orgullosos de tener este hospital, que es el único efector de salud de la localidad, dotado con la tecnología que le permite a todo nuestro personal brindar la mejor atención a la población”, indicó Orellana.

Respecto del Centro Integral Municipal, el gobernador afirmó que “hemos construido este edificio para reemplazar sus antiguas instalaciones, con el objeto de brindar calidad de vida a las personas que tienen más dificultades”, y subrayó que “ahora, los 70 chicos y adultos que visitan este espacio van a contar con ámbito digno y de calidad”.

Se trata de un ámbito de apoyo pedagógico, psicológico y emocional que cuenta con equipo completo de kinesiólogos, trabajadores sociales, acompañantes terapéuticos, psicólogos y profesores de educación física. Allí se destinaron 25 millones de pesos para construir un nuevo edificio, que cuenta con sala de primeros auxilios, recepción, baños adaptados, oficinas y cocina.


Compartir