6 de abril, 2022

Ayer, durante un acto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pidió “sacarle el plan a quienes cortan la calle” y aseguró que “los planes en vez de manejarlos el Estado, como tiene que ser, los manejan las organizaciones que los extorsionan con que si no vienen les sacan el plan”.

En este contexto, el intendente de Lanús y dirigente del PRONéstor Grindetti, se animó a pedir que los municipios sean los que administren. Así, manifestó “no tener dudas” de que “los intendentes estamos en condiciones de administrar con mayor sensibilidad y sentido común la asistencia social que se le brinda a los vecinos más necesitados”.

Grindetti, uno de los nombres que suena como posible sucesor de Kicillof por el PRO, expuso dos las razones para sostener su postura. La primera, que “jamás los usaríamos para cortar calles y joder así a otros laburantes”, sumándose de este modo, a los que rechazan esa metodología.

Y la segunda razón que plantea el jefe comunal de Lanús, es que “es mucho el laburo que pueden hacer en nuestras ciudades para resolver dos temas: brindar mejores servicios y, además, procurarse un mejor futuro para ellos y sus familias”.

Este argumento se sitúa en una línea similar a la que planteó el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, para Grindetti los planes sociales “son un paso a un trabajo formal y estable”.

Esto lo diferenció del intendente de Berazategui por el Frente de Todos, Juan Mussi, quien rechazó la idea de otorgar más planes.

“Debemos darnos un debate serio y profundo sobre este tema, la asistencia social es para que se genere trabajo genuino”, cerró el Jefe Comunal de Lanús.


Compartir