23 de marzo, 2022

En el Mes de la Memoria, la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, encabezó un acto homenaje en el recinto de la Cámara alta con referentes de organismos de Derechos Humanos, jóvenes de la provincia de Buenos Aires y dirigentes políticos.

Del encuentro participaron la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeyda; el ex juez de la Cámara Federal, Carlos Rozanski; el Director General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; la presidenta del bloque de senadores provinciales del Frente de Todos, Teresa García; el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Moreno; y la prosecretaria de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de La Plata, Verónica Cruz.

“La memoria es la que hace a los pueblos construir nuestro presente y futuro, la verdad es la que necesitamos para seguir edificando y la justicia es el valor más anhelado para quienes estamos en la construcción de un país”, manifestó Magario.

En ese sentido, la vicegobernadora se refirió al terrorismo de Estado y remarcó que el juicio a las Juntas Militares “marcó enormemente una primera etapa en donde la sociedad argentina dijonunca más« y afirmó que «eso lo vamos a seguir repitiendo hasta el final de nuestra historia”.

Por último, expresó: «Como vicegobernadora de esta Provincia hay tres valores que no vamos a perder nunca: Luchar por la verdad, la memoria y la justicia social; garantizarles a los jóvenes el país que se merecen, donde puedan estudiar, trabajar, vivir dignamente y ser felices; y no declinar en la concreción de estos objetivos».

Asimismo, se realizó una recorrida por “Un oscuro tiempo de injusticia”, realizada por la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia Bonaerense, ubicado en el hall central del Senado, donde hay imágenes, registros y documentación oficial relacionada al rol del Poder Judicial durante la época.

Taty Almeida, referente de las Abuelas de Plaza de Mayo, estuvo en la reunión y les habló a los jóvenes: “son el recambio, la esperanza y los que van a continuar con las políticas de memoria, verdad y justicia. No le tengan miedo a la palabra militancia. Militancia es compromiso, compañerismo, ocuparse del otro, como lo hicieron los 30 mil desaparecidos”.

Durante el acto también se brindó homenaje a las mujeres que “marcaron el camino de la lucha contra la impunidad y la firmeza de los valores que sostienen los derechos humanos como valor inseparable de la vida democrática».

La senadora bonaerense, Teresa García también se refirió a la juventud: “Los jóvenes se tienen que enamorar de la política, la política da orgullo y es lo que permite la transformación de una Nación”. “El pueblo argentino es un pueblo sabio, instruido e inquieto y merece representantes de los mejores. Nunca se dejen llevar por aquellas expresiones de los medios de comunicación que desvalorizan y minimizan cualquier acción política”, afirmó.

Carlos Rozanski, ex Juez federal, fue reconocido por el Senado bonaerense en pos de su “decidida actuación en el juzgamiento de los responsables por los crímenes de lesa humanidad cometido durante el último golpe cívico-militar”. Del mismo modo, se reconoció a Taty Almeida Estela de Carlotto por su “lucha inalcanzable por la verdad”.

Rozanski sostuvo que «el camino de los juicios nos permite conocer la verdad, y conocer esa verdad es lo que nos permite a nosotros hacer justicia, y hacer justicia es lo único que nos puede garantizar trabajar la memoria como corresponde».

Por su parte, Matías Moreno resaltó que la Argentina “es un ejemplo a nivel mundial de cómo tramitar el pasado reciente, porque hemos podido avanzar en el juzgamiento de los responsables materiales e intelectuales de la última dictadura cívico militar”. Además, destacó la transformación de los ex centros clandestinos de detención es espacios de memoria.

Desde su lugar, Verónica Cruz, pidió construir una construir una cultura de derechos humanos donde “todos, todas y todes tengamos las condiciones dignas para vivir, para estudiar, para divertirnos, compartir amistades y proyectos y potenciar estos procesos en cada una de las escuelas y espacios socio comunitarios que habitamos”.

También se entregaron diplomas de solidaridad a trabajadores de la Cámara alta de la Provincia cuyos familiares hayan sufrido las consecuencias del terrorismo de Estado.


Compartir