21 de marzo, 2022

El secretario de Salud de La Plata, Enrique Rifourcat, brindó detalles del alcance de la medida dispuesta por el intendente Julio Garro para establecer el uso optativo de tapaboca en la ciudad, horas después de las críticas esbozadas por el Gobierno bonaerense ante esa decisión de la Municipalidad platense.

“Es una medida que venimos dialogando y analizando desde hace tiempo. Con el avance de la pandemia, las mutaciones del virus, la escasa virulencia de las nuevas cepas a raíz de la vacunación y la disminución de casos, hoy estamos en condiciones de tomar esta disposición”, explicó el funcionario.

Asimismo, sostuvo que “ponemos en la balanza qué nos puede llegar a generar la utilización prolongada del barbijo, donde hasta la OMS ha descrito efectos adversos de su uso prolongado. Esta medida es algo que va a suceder y va a pasar como en muchas partes del mundo donde ya tomaron la decisión para que su uso sea optativo”.

“Entendemos que es conveniente que sea de esta forma y cada persona pueda elegir en qué momento o cuánto tiempo se lo usa”, remarcó y sostuvo que con esta medida dispuesta por el intendente “aquella persona que lo quiera seguir utilizado lo va a poder seguir usando y el que no lo quiera utilizar, va a dejar de hacerlo”.

En igual tenor, bregó para que la provincia de Buenos Aires establezca la misma medida en las escuelas: “Hoy se observa en la vía pública, en la vida cotidiana, que no está habiendo una utilización del barbijo constante, pero si se ve la utilización en las escuelas, entonces parece que la medida quedó exclusivamente para los más chicos, que son quienes más pueden sufrir las consecuencias del uso prolongado de la mascarilla”.

“Nosotros tenemos potestad sobre lo que es territorio municipal, pero le pedimos a la Provincia que evalúe la posibilidad de implementar esta medida en los lugares que les compete a ellos. Todo lo que tenga incumbencia el Municipio tiene la optatividad, si uno quiere usar el tapaboca lo puede usar o sino no”, anexó el secretario de Salud.

En relación a los comercios y establecimientos de índole privada, recalcó: “Si yo tengo un lugar privado, como un cine o un comercio y quiero que ingresen con tapabocas, puedo decidirlo. El Municipio no exige al comerciante a que obligue al cliente a ingresar o no con tapabocas”.

En cuanto a los medios de transportes públicos, detalló que “aquel que quiere utilizar el barbijo lo podrá hacer y aquel que no, no. Lo que sí debemos seguir manteniendo es la ventilación cruzada de los ambientes y el lavado de manos”.

“En La Plata fuimos los primeros en poner el uso del tapaboca obligatorio y ahora somos uno de los primeros en poner el uso optativo. Cuando el intendente Garro habló en Julio de 2020 de las salidas saludables para los niños y adultos mayores después de más de dos meses de encierro también se dijo que la medida era terrible, extremista y no fue así, no nos equivocamos en la medida. La tomamos a conciencia, sabiendo que los vecinos platenses saben cuidarse y va a seguir haciéndolo a conciencia”, finalizó Rifourcat.


Compartir