16 de marzo, 2022

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, firmó dos convenios con la secretaria de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social de la nación, Laura Alonso, con el fin de fortalecer “el abordaje hacia las personas en situación de calle en el distrito, o en riesgo inminente de estarlo y coordinar acciones”. Asimismo, se actualizó el monto para reforzar la asistencia alimentaria que brinda la Comuna en el marco del plan nacional “Argentina contra el Hambre”.

“Firmamos un convenio con la secretaria Laura Alonso para impulsar el proyecto de abordaje para la ‘Inclusión de Personas en Situación de Calle’ y recorrimos el Centro Integrador Comunitario Santo Domingo. En este espacio construiremos la Casa de Abrigo ‘Taty Almeida’ y así vamos a fortalecer el abordaje del Municipio a personas que están en situación de calle, acompañándolos con políticas de inclusión social y trabajando para mejorar su calidad de vida”, expresó la mandataria quilmeña.

Acompañaron la firma, la directora nacional de Acompañamiento e Integración Social, Verónica Lorenzo; y las secretarias de Niñez y Desarrollo Social, y de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Florencia Di Tullio y Cecilia Soler respectivamente. También participaron, las subsecretarías de Política Integral de Niñez y Adolescencias, Carolina Atencio; de Desarrollo Social, Judith Barchetta, y la concejala Nair Abad.

Por su parte, Alonso sostuvo: “Vinimos junto a Mayra Mendoza a firmar dos convenios muy importantes, uno se trata de poder apoyar desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación el funcionamiento de esta Casa de Abrigo, que va a albergar a personas que están en situación de calle o que están en mucha vulnerabilidad social. Esta Casa se va a poner en funcionamiento y con apoyo tanto en materia de recursos humanos como con equipamiento, por parte de este convenio que acabamos de firmar”.

“Por otro lado, vinimos a darle continuidad al compromiso que ya asumimos hace unos años desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en relación a la asistencia alimentaria que desarrolla el Municipio a las familias vulnerables, haciendo un aporte económico para darle continuidad a esa asistencia”, agregó la Secretaria nacional.

La actividad se desarrolló en el Centro Integrador Comunitario (CIC) Santo Domingo, de Bernal Oeste. Sobre el primer convenio, consta de la capacitación de equipos territoriales con un enfoque integral, con la implementación de estrategias de abordaje territorial, así como el acondicionamiento y equipación de la Casa de Abrigo “Taty Almeida”. Además contará con de calle, coordinadores operativos, técnicos y trabajadores administrativos.

Previo a concretar la firma de ambos convenios, la Jefa comunal y la funcionaria nacional recorrieron las instalaciones del CIC e inspeccionaron el avance de la obra del espacio donde funcionará la Casa de Abrigo en la zona, la cual tendrá la capacidad necesaria para desarrollar diferentes actividades.

Esta iniciativa tiene el financiamiento del gobierno de la provincia de Buenos Aires y el objetivo es cobijar transitoriamente a mujeres y sus hijos que, por diversos motivos y situaciones, necesiten de la ayuda del Estado. El sitio contará con un total de seis habitaciones, un Salón de Usos Múltiples (SUM), un comedor, sanitarios generales y adaptados, oficinas, entre otros. A su vez, tendrá una galería semicubierta de acceso, veredas perimetrales y un playón de esparcimiento.

Dicha obra forma parte de un proyecto integral que la Comuna prevé en el barrio Santo Domingo, donde también se construirá un Centro de Desarrollo Infantil (CDI) para que los niños de 45 días a cuatro años de edad “accedan a estos espacios de educación, cuidado y de promoción de derechos”; a la vez que avanzan las obras de construcción de un playón multideportes.

Por último, respecto de la actualización del convenio sobre asistencia alimentaria, esta herramienta posibilitará continuar con la ayuda a más de 7.500 familias quilmeñas, ejecutada a través del Mapa de la Solidaridad que implementó el Municipio al inicio de la pandemia, que actualmente cuenta con más de 300 espacios a lo largo del distrito donde se distribuyen alimentos para las cocinas comunitarias y se entregan módulos alimentarios.


Compartir