9 de septiembre, 2019

El intendente de Tigre, Julio Zamora, aseguró que es prioritario que todos los argentinos tengan un plato de comida digno en sus hogares y que, para esto, es indispensable que se decrete la emergencia alimentaria.
“El contexto que están atravesando los argentinos es muy crítico, porque perdieron el trabajo, no llegan a fin de mes y no tienen para comer. Es por ello que los intendentes de la provincia pedimos que se decrete la emergencia alimentaria para que ninguna familia pase hambre”, señaló Zamora durante el acto de inauguración de los nuevos juegos y remodelación de la plaza N°46 en Rincón de Milberg. En ese marco, agregó que está “convencido que los equipos de gobierno nacional, de Alberto Fernández, y provincial, de Axel Kicillof, van a trabajar fuertemente para dejar atrás esta crisis”.
Por otro lado, consultado sobre la remodelación de la Plaza de la Familia, Zamora aseguró que “a pesar de la situación de crisis, seguiremos interviniendo a paso firme todos espacios públicos de Tigre. De este modo, los barrios se iluminan aún más y la calidad de vida de los vecinos es mucho mejor”.
Según se informó, la obra de renovación del espacio ubicado en Aristóbulo del Valle y Querandíes, fue realizada con fondos del gobierno local. Incluye juegos para niños y niñas, postas aeróbicas, piso de caucho reciclado, iluminación, forestación y un tótem de seguridad, que permite una comunicación rápida entre los vecinos y el Centro de Operaciones Tigre (COT). Además, como en cada espacio renovado, se instaló un banco de color rojo en memoria de las mujeres víctimas de violencia de género.


Compartir