7 de septiembre, 2019

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguró esta mañana la nueva guardia del Hospital Zonal General de Agudos “Blas Dubarry” en el distrito de Mercedes, la número 50 que fue totalmente renovada y equipada dentro del Plan Integral de Guardias.
Sobre este logro en materia de salud la mandataria  provincial sostuvo que: “La guardia es el corazón del hospital, porque la emergencia es lo primero, lo que no puede esperar. Por eso es que decidimos empezar por ellas. Para que estas áreas de urgencia tuvieran todo lo necesario”.
Gracias a una inversión total de $3000 millones, el Plan, que comenzó a implementarse en 2017, alcanzará a las 58 guardias de los hospitales provinciales a fin de año. La obra del hospital demandó una inversión de $120 millones e inició en octubre de 2018.
Del acto también participaron el intendente local, Juan Ustarroz; el ministro de Salud de la Provincia, Andrés Scarsi; y el subsecretario de Asuntos Municipales bonaerense, Alex Campbell.
Nueva guardia del Hospital Zonal General Agudos “Blas Dubarry” de Mercedes
Gracias a una inversión de $120 millones, la guardia del Hospital “Blas Dubarry” de Mercedes funciona en un edificio que se construyó a nuevo y ocupa 700 metros cuadrados cubiertos. Cuenta con un sector de admisión; una amplia sala de espera; dos shock room (uno pediátrico y otro de adultos) con 4 camas; una isla de enfermería; dos salas de observación con 6 camas (una de adultos y otra pediátrica); dos consultorios para triage y 4 consultorios de atención. Dispone también de un consultorio de “unidad de emergencia en crisis” para la contención de pacientes psiquiátricos
Plan Integral de Guardias
En el marco del Plan Integral de Guardias lanzado en 2017, la gobernadora María Eugenia Vidal, celebra un nuevo hito en materia de salud: la renovación de la guardia N° 50 en el Hospital Zonal General Agudos “Blas Dubarry” de Mercedes. Entre 2018 y 2019, solo en esas 50 guardias, se recibieron más de 2 millones y medio de consultas de pacientes y en promedio solo el 11% eran urgencias, mientras que el 89% restante eran consultas que se podrían resolver en los otros niveles de menor complejidad dentro del sistema público de salud.
En 2017 se remodelaron 30 guardias con una inversión de $1.100 millones, a fines de 2018 se completaron 14 guardias -$1008 millones- y para fines de 2019 se completarán 14 más -$642 millones entre infraestructura edilicia y equipamiento y mobiliario.
El Plan incluye para todas las guardias
-La implementación del Sistema Triage que prioriza los casos de gravedad y reduce demoras en la atención. Este sistema reemplaza la vieja costumbre de ser atendidos por orden de llegada.
-Obras de infraestructura que permiten una renovación de las estructuras edilicias.
-Incorporación de mobiliario y equipos de alta y baja complejidad como:
Ecógrafos, electrocardiógrafo; RX portátil; bombas ampuja jeringa; radiógrafos; respiradores; bombas volumétricas; monitores multiparamétricos; cardiodesfibriladores; carros de paro; camillas de traslado y de consultorio; oxímetro; humidificador; tensiómetros pediátricos; tabla larga y corta; tensiómetro de pared y pediátrico; camas de shock room; carros de curaciones; pies de sueros; negatoscopios; mesas de apoyo; etc.
-Mejora de la seguridad: cámaras, botones de pánico, centros de monitoreo y mayor presencia policial.
-Capacitaciones a todo el personal de guardia.
-Mejora de la conectividad y sistemas de información sobre pacientes.
-Mayor coordinación entre los sistemas de guardias de SAME y de emergencia de los hospital.
-Nueva señalética.


Compartir