23 de febrero, 2016

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, evalúa enviar a la Legislatura un proyecto de Emergencia Administrativa, con el objetivo de acelerar la reforma del sistema de contrataciones e impulsar, en línea con el Gobierno nacional, un proceso de “modernización” del Estado, a través de la digitalización de expedientes, entre otros aspectos.

Fuentes legislativas indicaron a la agencia DIB que junto a la ya anunciada Emergencia en Infraestructura y Obra Pública, esperan el envío de otro proyecto similar para agilizar los trámites relacionados a las contrataciones que debe realizar el Gobierno bonaerense. Incluso se especula que la primera de las emergencias esté integrada dentro de la segunda, más global.

Si bien el ministro de Coordinación y Gestión, Roberto Gigante, ya trabaja en una reforma integral para toda la administración bonaerense, desde la Legislatura advierten que la pretendida emergencia serviría para atender las cuestiones más urgentes y cotidianas de la gestión, puesto que, según declaman desde Cambiemos, “los mecanismos de contratación son obsoletos e impracticables” y modificarlos demandará varios meses. “En estos momentos no hay inconvenientes, pero cuando llegue el financiamiento autorizado por la Legislatura hay que activar las obras y de otro modo demoraría demasiado”, indicaron las fuentes.

La intención final del Ejecutivo es abordar una “reforma administrativa y tecnológica” que permita agilizar los procesos de licitación y contrataciones y a la vez permita abordar la “Modernización del Estado” con la digitalización de la información pública, en línea con lo anunciado hoy por el Presidente Mauricio Macri.


Compartir