20 de abril, 2017

La gobernadora de la provincia informó que se ampliará el pedido de declaraciones juradas a los escalafones más bajos de la Policía Bonaerense, por lo que 7.000 efectivos de la fuerza tendrán que explicar su patrimonio, y además todos los oficiales de la fuerza serán sometidos a análisis toxicológicos para detectar el consumo de alcohol y de sustancias ilícitas.
“Como no somos parte de la mafia, la podemos combatir”, advirtió María Eugenia Vidal al anunciar una serie de medidas en una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno en La Plata, donde reveló que la iniciativa, que se realizará dentro de los próximos tres meses, incluye al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, a los subsecretarios y a la cúpula de la fuerza policial, y en una primera tanda los test se realizarán a 1.300 agentes.
Al terminar su mensaje, se dirigió a los policías de la fuerza: “Al policía corrupto quiero decirle que no vamos a parar, a los policías que consumen les quiero decir que queremos asistirlos y que cuando se recuperen podrán volver a la fuerza. Finalmente, a los policías honestos quiero pedirles que no bajen los brazos, que estamos acá para bancarlos”.



Compartir