15 de mayo, 2020

Respetando los protocolos implementados como prevención del COVID-19, el municipio de Vicente López descentraliza su centro de monitoreo para preservar las normas de cuidado y seguridad de los empleados.
Los destacamentos «Trabajadores», «Arístobulo del Valle» y «Av. del Libertador» lograron descomprimir el Centro de Monitoreo Urbano, y al respecto el Secretario de Seguridad Santiago Espeleta aseguró: «Es importante descentralizar tareas en el Centro de Monitoreo Urbano, respetando las normas de salubridad por el COVID-19.”
Y agregó: “El personal está cumpliendo las normas, con la distancia prudencial, el uso de barbijos, el lavado de manos frecuente y los turnos se respetan como veníamos haciéndolos. Lo importante es que el personal tenga su espacio y pueda hacer su tarea de la mejor manera posible”.
Las funciones que fueron descentralizadas son: Operaciones de video seguridad, análisis delictual y respuesta de oficios judiciales. Tareas habituales que se desarrollan en el Centro de Comando y Control Ciudadano.
En el Centro de Comando y Control Ciudadano funcionan distintas áreas (Despacho Unificado, Video Seguridad, Análisis Forense y Delictual, Atención de Alarmas, entre otras) y con el plan de contingencia, lo que se busca es evitar que si hay un contagiado, este contagie a todo el equipo en sus distintas áreas.
De esta manera, se maximizó la distancia entre el personal y se evitó tener a todos los equipos en el mismo lugar.
La descentralización de estas tareas no implica cambio alguno para los vecinos, ya que el tiempo de respuesta y la coordinación siguen desarrollándose con la misma calidad que siempre.
Ante una emergencia, los vecinos pueden comunicarse, como lo hacen de manera habitual, por cuestiones de salud al 107, de seguridad al 109 (que es un complemento del 911) y con Defensa Civil al 103. También siguen habilitados con normalidad los puntos seguros.


Compartir