11 de octubre, 2017

La Suprema Corte de Justicia bonaerense admitió un recurso de amparo colectivo de vecinos de 9 de Julio contra ABSA, en el que reclaman que suministre agua potable a raíz de la mala calidad de la red, que registra altos niveles de arsénico.
El máximo tribunal admitió la presentación de los vecinos contra la empresa estatal, luego de que en sucesivas instancias la Justicia le ordenara a ABSA proveer de agua potable a todos los domicilios, a raíz de la presencia de altos niveles de arsénico registrados en la red de la ciudad.
Por ahora, la Corte se limitó a admitir el recurso presentado en la causa “Kersich y otros contra Aguas Bonaerenses S.A.”, al considerar que la presentación cumple con el requisito básico de este tipo de recursos, que es lograr beneficios colectivos.
Además, los magistrados explicaron que la admisión se justifica por “la importancia del derecho de acceso al agua potable y la aplicación del principio de prevención y, aun en la duda técnica, del principio precautorio”.
La denuncia había sido efectuada por un grupo de vecinos de 9 de Julio a raíz de los altos niveles de arsénico detectados en la red de agua potable, superiores a los permitidos en los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud.
A raíz de ello, la Justicia le exigió a la empresa que provea agua potable en todos los domicilios hasta tanto pueda solucionar el problema. Pedidos similares están siendo tramitados por vecinos de la zona, como los de la localidad de Chivilcoy.


Compartir