14 de septiembre, 2018

Los trabajadores del Astillero Río Santiago realizaron una toma pacífica durante el día de ayer en la planta ubicada en Ensenada en reclamo de insumos básicos para retomar la actividad productiva.
Después de varias horas de negociación, las autoridades de la empresa de construcción naval firmaron un acta-acuerdo y se comprometieron a entregar los insumos para que continúe la producción en la fábrica, por lo que se levantó la medida.
La ocupación se inició ayer por la tarde cuando un grupo de empleados decidió permanecer en la fábrica “hasta que nos garanticen poder seguir trabajando, no sale nadie, ni siquiera los gerentes y el presidente”, comunicaron delegados de ATE tras la asamblea en la que dispusieron la medida.
En ese contexto, el presidente de la empresa, Daniel Capdevilla, negoció la provisión de gas y oxígeno, mientras los trabajadores se encontraban en una permanencia pacifica en los alrededores del Edificio de Dirección, para garantizar que se cumpla con la entrega del insumo, que les permite avanzar en las obras de construcción naval.
Luego de una larga jornada, Capdevilla se comprometió a entregar los insumos para continuar con los trabajos y la producción en la fábrica, firmando un acta ante una fiscal que actuó de oficio.


Compartir