1 de diciembre, 2020

El intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, anunció que de ahora en más van a cerrar los espacios públicos de 0 a 6 de la mañana y sino funciona «vamos a tener que alambrarlos», luego de que más de 200 jóvenes se juntaron el sábado por la noche en un parque de la ciudad.
“Lo peor que le puede pasar al sistema de salud de casares es llegar al 21, 22 y 23 de diciembre con las camas colapsadas y la terapia colapsada. No queremos que se nos sature el esquema de salud del hospital y se mueran en los pasillos. Esto depende de cada uno de nosotros”, advirtió el jefe comunal.
En ese marco, Torchio expresó que “si alguien piensa que yo quiero prohibir, está equivocado, yo no quiero prohibir nada, es la situación que me obliga a tomar este tipo de medidas” y agregó “las reuniones familiares comenzaron este fin de semana y nos encontramos que el fin de semana hubo personas que se juntaron en San Cayetano y originan disturbios además”.
A partir de ahora las plazas y espacios públicos van a estar cerrados desde las 00 horas hasta las 6 de la mañana. Tenemos que afectar personal de seguridad y policía para cuidar estos lugares, y que sino los controlamos vamos a tener que alambrarlos”, remarcó el mandatario, a la vez que remarcó que “el virus no se fue, no se va a ir para las fiestas, ni para enero ni para febrero, no se va a ir. Tenemos que ser responsables”.


Compartir