12 de marzo, 2019

El ministro de Producción bonerense, Javier Tizado, afirmó que durante la gestión de María Eugenia Vidal se pasó “de una provincia que invertía muy poco en infraestrucrtura a una que invierte más del doble”.
“Cuando asumió María Eugenia Vidal como gobernadora, tomó la decisión de llevar adelante el plan de infraestructura más grande de la historia bonaerense. En estos tres años, el gobierno de la Provincia terminó 1.800 obras públicas y para el fin del mandato estimamos 1.100 más. Así, alcanzaríamos un total de 2.900 obras concluidas, que benefician directa e inmediatamente al vecino”, dijo a Télam el ministro provincial, que además destacó que “sumando el presupuesto 2019 van a ser 246.000 millones de pesos destinados a obras”.
En ese marco, Tizado señaló que “de esta forma, los bonaerenses están viendo que sus impuestos también se reflejan en 215 kilómetros de nuevas rutas pavimentadas, más de 1.300 kilómetros repavimentados, 300 obras hidráulicas terminadas y 300 kilómetros de cañerías renovadas que, además de mejorar la calidad de vida del vecino, disminuyen los costos logísticos para el traslado de la producción, facilita su traslado y brinda mayor seguridad”.
“El plan que comanda nuestra gobernadora es estratégico y un progreso para la industria. Todas estas acciones son respuestas concretas a las necesidades que nos han planteado y las percepciones que hemos recolectado recorriendo la provincia. Cada bonaerense, industrial o productor es parte de este plan, que llega para quedarse y no vamos a detener”, remarcó el funcionario.


Compartir