24 de enero, 2020

Los concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto para poner bebederos públicos en el distrito de Tandil, encabezado por el radical Miguel Lunghi, de Juntos por el Cambio.
Argumentan que el Estado Municipal debe garantizar el derecho al libre consumo de agua potable y tomaron como ejemplo la iniciativa del municipio de Morón.
“Hoy en nuestra ciudad hay una gran contradicción que se manifiesta en el hecho de que en espacios públicos, como por ejemplo, Hospital Ramón Santamarina, Hospital de Niños Plazas y senderos aeróbicos el acceso al agua es de carácter privado, esto significa que obligatoriamente hay que pagar por el agua envasada”, expresó el concejal Ariel Risso.
Los legisladores aseguran que el proyecto no requiere de gran erogación y son anti vandálicos. “Está claro que cada persona decide su consumo o el de sus hijos, y que también puede elegir cuánto pagar por ello, pero en espacios públicos y abiertos el Estado Municipal debe garantizar el derecho al libre consumo de agua potable”, enfatizó Risso.


Compartir