15 de mayo, 2018

Ante el incremento en las tarifas de los servicios públicos, el municipio de Ayacucho adoptó la determinación de no percibir durante cuatro meses el porcentaje que le corresponde por alumbrado público, que representará una baja de casi 10% en las tarifas de energía eléctrica que abonen los comerciantes.
“Es una decisión que hemos tomado del municipio sobre las tarifas. La provincia hará una reducción de impuestos en las tarifas de las empresas que prestan los servicios de agua, luz y gas, y si bien el municipio no tiene incumbencia en el esquema tarifario, sí tenemos concretamente en Ayacucho el cobro de una contribución en la boleta de energía eléctrica. A partir de la ley 10740, la empresa cobra el alumbrado público y se deposita en el municipio”, señaló el intendente Emilio Cordonnier.
Asimismo, a la hora de mencionar sobre la manera en que la comuna afrontará el monto no recaudado, el titular del Ejecutivo local explicó que “hemos hecho el control presupuestario y estado encima de la ejecución presupuestaria. En abril se ahorró en gastos que no eran necesarios y ese pequeño ahorro nos posibilitará atender esta medida».
«Esta reducción en los ingresos del municipio no significará en absoluto dejar de realizar lo previsto, sino que es una pequeña disponibilidad dada la utilización de los recursos de manera eficiente. Se seguirá con un monitoreo permanente del gasto corriente. Los comercios pagan desde 100 a 3.400 pesos en la boleta por alumbrado público, lo que representará una reducción en la factura de un 8 ó 9%. Es el momento de poner el hombro”, remarcó Cordonnier.


Compartir