22 de diciembre, 2017

El intendente de General Madariaga Carlos Esteban Santoro, otorgó las llaves de viviendas a 4 familias beneficiarias del Plan de 36 y expresó su felicidad por haber podido culminar “estas viviendas tan anheladas”.
De esta manera, indicó que se cumplimentó la primera etapa, de un total de 6 y aclaró que “nosotros aprobamos este plan en el Concejo Deliberante en el año 2009, luego en el 2012 se firmó en convenio con el instituto y posteriormente se sortearon y adjudicaron sin siquiera haber iniciado la obra y nos tocó a nosotros hacer todas las gestiones en La Plata para que las 29 restantes se puedan hacer en una sola etapa”.
“Hoy entregamos 4, ya hicimos la entrega de otras 3 y el objetivo es continuar trabajando para que los madariaguenses puedan seguir accediendo a su vivienda propia”, agregó el mandatario.
En ese instante detalló que además de estas 29, se construyen 50 en el barrio a denominarse Argentino Luna, otras 20 en el barrio Belgrano y añadió que estuvo en el Instituto de la Vivienda esperando el adelanto para iniciar las otras 70 en la quinta de Vyetes.
“Esto implica que hemos puesto todo el esfuerzo para que todos los madariaguenses accedan a algo que es fundamental para la proyección y el desarrollo familiar, que es tener un espacio propio; su pequeña parcela para ver crecer a sus familias y tener la tranquilidad de que de ese lugar no los van a sacar”. “También hemos trabajado mucho para puedan tener el título de la propiedad, todos los vecinos que durante años han esperado su escritura”, sostuvo el intendente y prosiguió: “hemos adquirido 9 manzanas para realizar viviendas en el corto plazo de dos años que no es poca cosa y seguiremos trabajando para avanzar, aún más”.
Posteriormente  Santoro citó una frase que señala “Más que decir, es hacer” y agregó que por eso “hemos llevado un control estricto sobre la empresa”. “Hoy el municipio le exige al contratista que hago su trabajo como le corresponde”, puntualizó en referencia al estricto control que se lleva a cabo en cada obra.
Por último se dirigió a los vecinos que aún esperan por la entrega de sus viviendas y les dijo: “Sepan que se están construyendo, quizás no en los tiempos que nos hubiese gustado, pero que se están haciendo”.


Compartir