19 de Mayo, 2017

Las intensas lluvias de las últimas horas provocaron la crecida de ríos y arroyos en el norte bonaerense y eso se convirtió en un llamado de alerta, sobre todo para el municipio de Salto, que ya tiene unos 300 evacuados de manera preventiva.
No obstante, aún no fue declarado el alerta rojo debido a que la cota del río Salto todavía no superó los 7,50 metros.
La situación se agravó por las lluvias que alcanzaron los 40 milímetros y por la masa de agua que baja desde Santa Fe.
Vale destracar que dicha cuenca tiene como exponente principal al río Arrecifes, que colecta los caudales drenados por otros cursos, igualmente importantes, tales como el arroyo Pergamino y el río Salto.
En tanto, en Arrecifes, donde unas 50 personas fueron evacuadas de manera preventiva, el río homónimo volvió a crecer en las últimas horas, aunque confían que empiece a bajar hoy.


Compartir