12 de junio, 2019

El ministro de Seguridad  bonaerense Cristian Ritondo, encabezó en en la sede del Centro de Altos Estudios en Especialidades Policiales (CAEEP) de la ciudad La Plata, una jornada de trabajo en la que se presentó el nuevo proyecto de reforma del Código Penal Argentino.
“El código actual existe desde 1921 y fue pensado para un país diferente al que tenemos hoy. Hace casi 100 años la vida de los argentinos y argentinas era otra, los delitos eran otros, las mafias que se combatían eran otras”, sostuvo el titular de la cartera de Seguridad durante la presentación, y recalcó que “el nuevo proyecto nos permitirá dar un gran paso en materia de justicia penal y, por lo tanto, de seguridad en nuestro país”.
Acompañado por el vicepresidente de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal y presidente de la Comisión de Reforma del Código Penal, Mariano Borinsky; el viceministro de Seguridad bonaerense, Vicente Ventura Barreiro, y el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni, el funcionario de Vidal señaló:“Celebro que se amplíe la jurisdicción de la Justicia argentina para investigar delitos en el extranjero; que imposibilite la libertad condicional para reincidentes; que establezca el seguimiento socio-judicial para delitos graves”.
Además sobre el contenido del proyecto destacó que “se mantenga la figura del colaborador eficaz como complemento para delitos complejos; que se eleven las escalas penales por tenencia y portación ilegal de armas de guerra; y que se imposibilite suspender el proceso a prueba cuando se investiguen hechos cometidos en un contexto de violencia de género” y  elogió “que se eleven las penas por delitos de narcotráfico y estupefacientes y que los recursos deban centrarse en las organizaciones criminales y no en las cadenas más débiles”.
En ese sentido el nuevo proyecto prevé de 4 a 15 años de prisión para eslabones menos peligrosos (materias primas); de 5 a 20 años de prisión para eslabones más peligrosos (estupefaciente); y aumento del mínimo a 6 años para el caso de “paco”.


Compartir