21 de febrero, 2019

El intendente de Rauch, Maximiliano Suescun, encabezó el acto de inauguración del servicio de agua potable para la comunidad de Miranda.
Según se informó la obra, que demandó una inversión de 10 millones de pesos, beneficiará a más de 60 vecinos, como también a los alumnos que concurren a los establecimientos educativos que allí se encuentran.
“Esta es una obra que se anunciaba allá por el 2009 junto a otras dos de agua y cloacas para nuestra ciudad, que se licitaron, que se adjudicaron y que no pudieron llevarse adelante”, señaló Suescun.
En ese marco, el jefe comunal agregó que “es un esfuerzo entre todos, porque el Estado gestiona la utilización de los impuestos que paga la gente. Hubo ideas y necesidades que plantearon y permita claramente ese tener acceso que da seguridad, acceso a la salud, acceder a tres establecimientos educativos de enorme importancia, se ha mejorado mucho”.


Compartir