3 de enero, 2017

El Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires gestionó la reactivación de tres frigoríficos municipales en las localidades de Bordenave, en Puan; Indio Rico, en Coronel Pringles, y Casbas, que estarán en marcha durante 2017.
La inversión total para los tres establecimientos será de 15 millones 960 mil 457 pesos, de los cuales más de 11 corresponden a fondos de la Provincia que se irán girando en diferentes etapas.
«La gobernadora María Eugenia Vidal nos impulsa a generar más desarrollo local, con más producción y más empleo para nuestros vecinos del interior bonaerense y con estos tres nuevos frigoríficos, lo estamos cumpliendo», aseguró el ministro de Agroindustria provincial, Leonardo Sarquís, quien anticipó que -además- se instalarán nuevas plantas de extracción de miel en la región sudoeste.
Con la reactivación del frigorífico-matadero de Bordenave los beneficiarios directos serán 50 pequeños productores, 60 carnicerías, 2 fábricas de chacinados, servicios de transporte y entre 7 y 14 operarios mientras que de forma indirecta favorecerá a 30 pequeños productores, 20 empresas y pymes elaboradoras de chacinados y se reducirán los costos de transporte.
En tanto, el matadero municipal de Indio Rico contará con una capacidad de faena para 120 bovinos, 180 ovinos y 180 porcinos por día, mientras que recibirán el impacto favorable 1.300 productores agropecuarios, se diversificarán los emprendimientos agropecuarios, se reducirá el costo de los fletes y también el precio en góndola.
Y el frigorífico de Guaminí tiene previsto faenar 637 aves y alrededor de 50 porcinos por día, con lo que se verán beneficiadas 3 cooperativas, 147 productores porcinos, entre 6 y 15 operarios en planta de porcinos y otro tanto en la de aves, además de 8 productores avícolas.


Compartir