3 de julio, 2020

El Gobierno bonaerense anuló una compra de respiradores por $ 300 millones y activó los mecanismos para recuperar los $ 124 que pagó como adelanto de la operación, luego de que la empresa contratada entregara equipos de menor calidad a los acordados.

La operación se realizó en medio de la emergencia sanitaria por el avance del coronavirus, frente a la escasez de materiales en el mercado ante el aumento de demanda en todo el mundo

En ese contexto, la Provincia contrató a la empresa Aeromedical S.A. la compra de 200 respiradores. La operación se realizó con fondos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), un organismo internacional que cuenta con sus propios mecanismos de auditoría y exige ciertas condiciones para realizar la operación.

Hasta ese momento, la empresa -que figura como proveedora de la Provincia- había respondido en tiempo y forma con los pedidos, pero ante la falta de materiales decidió subcontratar a Damán Nevi, un comerciante que aseguraba ser importador de productos desde China, pero que actualmente está detenido por una estafa en la venta de barbijos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Según la denuncia, Nevi entregó respiradores de menor calidad y otra marca a los que se habían establecido en el contrato, de modo que no servían para los fines a los que esperaba destinar. Ante esto, el proveedor original realizó una denuncia contra su contratado, mientras que la Provincia anuló el procedimiento de compra.

Según precisaron a DIB fuentes del ministerio de Salud, con la anulación se activó un seguro de caución, un mecanismo que permite recuperar lo invertido en una compra si la misma fracasa. En estos momentos la Provincia se encuentra buscando cobrar los $ 124 millones que puso originalmente. La Justicia ya intimó a la firma a que en una semana deposite esa suma en las cuentas bonaerenses.


Compartir