14 de enero, 2019

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, afirmó que “a Mauricio Macri le tocó el turno más difícil” y que el radicalismo es “un partido político grande” que apoya al presidente.
“A Mauricio Macri le tocó el turno más difícil, el 2015-2019. Se preveía, pero no se conocía el campo minado con el que se encontró. El Gobierno nacional se desempeña en la mejor de las condiciones posibles, pero a cada paso hay una bomba que se activa”, sostuvo el intendente.
Asimismo, de cara a las elecciones de este año, Posse señaló que “la mejor manera es estar totalmente concentrado en la gestión. Después, decide la gente. Las campañas tienen que ser cortas”.
En ese marco, el jefe comunal puntualizó que “el radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos. Es un ejemplo de cómo en democracia y en Estado de república un partido político grande apoya a un presidente”.
Finalmente, Posse aseguró que “no veo las condiciones para que Cristina sea presidenta. Las sociedades no miran hacia atrás”.


Compartir