19 de enero, 2017

En el municipio de General Arenales el agua comenzaba a bajar, pero el puente de acceso ubicado sobre la Ruta Nº 65 no pudo resistir y parte de su estructura cedió. Cinco familias debieron autoevacuarse, y el tránsito está totalmente interrumpido.

En diálogo con Qm Noticias, la intendenta Érica Revilla explicó que se trata de un puente que data de 1930, que no soportó la fuerza del agua. “Se está viendo de colocar un puente militar entre tanto se reconstruya”, indicó.

Asimismo, la jefa comunal aclaró que no se encuentran incomunicados ya que tienen otros accesos e informó que si bien no han tenido mayores problemas en el casco urbano, sí ha habido pérdidas “enormes” en la zona rural.

Por último,  la mandataria municipal calificó los hechos como algo “nunca visto”, se solidarizó con el intendente de San Nicolás y se lamentó porque “muchas localidades la están pasando mal”. 

Vale recordar que Revilla había ofrecido este martes una conferencia de prensa tras recorrer las zonas afectadas donde reconoció que «no podemos para el agua». Y recomendó a los vecinos que no se acerquen al acceso y pidió cautela, prometiendo que todos los recursos están dispuestos para subsanar esta adversa situación.


Compartir