31 de julio, 2020
Con 12 casos confirmados de Covid-19 en los últimos días, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, tomó la decisión de retroceder a la fase 4 de la cuarentena, por lo que quedan suspendidas hasta nuevo aviso las reuniones sociales, las actividades en gimnasios y la práctica de deportes.

“Las cosas han cambiado a nivel local en los últimos días, lo que nos lleva a la necesidad de nuevas decisiones. En primer lugar, y como producto del lógico movimiento económico dentro de la fase 5, en los últimos días hemos tenido nuevos casos positivos de Covid 19. En segundo lugar, la llegada del frío hace que se empiecen a propagar las enfermedades respiratorias típicas del invierno”, explicó el jefe comunal en una carta abierta que publicó en sus redes sociales.

«Quiero hacerles un pedido: un pedido que les hago cargando con la responsabilidad de intendente pero también como vecino de Pinamar. El pedido es sencillo: no hagan reuniones sociales; no vayan al gimnasio; no vayan a realizar actividades deportivas en conjunto; no saluden con la mano ni dando besos; no compartan el mate; lávense las manos constantemente y extremen las precauciones sanitarias en su hogar y en sus lugares de trabajo”, expresó el mandatario municipal.

Y añadió: “Sé que es duro. Sé que estamos cansados y preocupados por la crisis económica. Sé que nos pesa estar lejos de los seres queridos. Pero para dar respuestas públicas a esta pandemia necesitamos también del esfuerzo y del cuidado extremo de todos. De esto vamos a salir más fuertes y juntos que nunca”.

En este sentido, Yeza destacó los avances que hubo en el sistema sanitario local durante la cuarentena. “Es un orgullo que hayamos podido avanzar tanto en tan poco tiempo: nuestro hospital se preparó de la mejor manera para enfrentar la pandemia. Adquirimos una nueva planta de oxígeno para mejorar la capacidad general del hospital; duplicamos la cantidad de camas para pacientes respiratorios (que hicimos anexando el Centro de Jubilados) y está en plena obra la construcción de una sala totalmente nueva, pensada para funcionar como sala de maternidad cuando pase la pandemia. Todo esto lo hicimos juntos, con el esfuerzo de la municipalidad pero fundamentalmente con las donaciones y el esfuerzo de muchos vecinos de Pinamar”, concluyó. 


Compartir