16 de noviembre, 2016

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, afirmó que «más que diciembre, me preocupa febrero y marzo, porque la situación se va a seguir agudizando», al hacer referencia a la situación social en el distrito.
“El fin de año es una síntesis de lo que ha pasado en el año. La situación social en La Matanza está muy compleja porque hay pérdida de trabajo y suspensiones. Somos una zona industrial y hay cierre de fábricas. A las familias no les alcanza con el fondo de desempleo. Pero más que diciembre, me preocupa febrero y marzo, porque la situación se va a seguir agudizando», señaló en una entrevista en el diario El Día.
Asimismo, sobre el Presupuesto provincial de 2017, Magario aseguró que “estoy preocupada, porque todos nosotros (por los intendentes) tenemos que proponer nuestros presupuestos para el año que viene y es indispensable saber qué va a hacer la Provincia. Hemos tenido que hacer este año una fuerte inversión en salud, educación, seguridad y alimentos, que quisiéramos que estén contemplados en el 2017, para que esos fondos los ponga la Provincia”.
Finalmente, refiriéndose el regreso de las fuerzas federales a la Provincia, detalló que «a La Matanza le dieron 300 agentes de gendarmería, cuando a Morón enviaron 240 y nosotros somos cinco veces más en cantidad de gente y territorio. Ya se lo planteamos al ministro Ritondo. Estamos esperando, pacientes, pero si ya hicieron un blindaje de la capital cuando traspasaron a la Policía Federal, es evidente que el delito se trasladó al Conurbano”.


Compartir